Inicio arrow Investigaciones y estudios

Calendario TDAH

Mayo 2015 Junio 2015
Lu Ma Mi Ju Vi Do
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Próximos eventos TDAH

There are no upcoming events currently scheduled.
Ver calendario

Más información TDAH

Libros TDAH (descarga)
Personajes
Congresos, Cursos
Investigaciones y estudios
Tatami Terapia

Deprecated: Function split() is deprecated in /home/tdah/public_html/modules/mod_mainmenu.php on line 52
Vídeos TDAH
Guía TDAH

Enlaces relacionados

Investigaciones y estudios
Sobrepeso antes del embarazo PDF Imprimir E-Mail

A pesar de algunas pruebas en contrario, el sobrepeso antes del embarazo no estaría asociado con tener bebés con más riesgo de desarrollar problemas conductuales e intelectuales.

En los últimos años, algunos estudios habían hallado que los bebés de mujeres con sobrepeso solían tener más problemas de conducta, como el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), que los hijos de mujeres con peso normal antes de quedar embarazadas.

Existen pruebas también que asocian el sobrepeso materno con problemas leves de aprendizaje en los hijos.

Pero en el nuevo estudio, sobre unos 7.500 niños del Reino Unido y de Holanda, los autores no hallaron una correlación consistente entre el peso materno previo al embarazo y el desarrollo intelectual de sus hijos o el riesgo de que desarrollen TDAH y otros problemas de conducta.

Otros factores parecieron explicar esa relación, como el hecho de que las madres más obesas tendieran a tener menos educación formal e ingresos que las mujeres con peso normal.

Los resultados sugieren que el peso materno extra no afectaría directamente el desarrollo fetal como para dañar las habilidades cognitivas o la conducta de los hijos, publica el equipo en la revista Pediatrics.

El análisis, realizado por el equipo de la doctora Marie-Jo Brion, de la University of Bristol en Gran Bretaña, reunió los datos de dos estudios sobre la salud y el desarrollo infantil.

Una de las investigaciones siguió a un grupo de niños británicos nacidos en 1991 o 1992; la otra, a niños de Holanda nacidos entre el 2002 y el 2006.

El equipo no halló una relación evidente entre el peso materno previo al embarazo y el rendimiento de sus hijos en pruebas de lenguaje y otras habilidades a edad preescolar y escolar.

A primera vista, existirían algunos nexos. Los hijos de mujeres con sobrepeso tendían a obtener resultados más bajos en las pruebas de lenguaje, por ejemplo.

Pero, tras considerar factores como la educación de los padres y el ingreso familiar, desapareció toda relación.

Tampoco hubo una conexión sólida entre el peso materno y los problemas de conducta de los hijos, según las madres y, en el estudio del Reino Unido, las maestras.

Lo importante, según el equipo de Brion, es que los resultados no respaldan un efecto biológico del peso materno sobre el bebé.

FUENTE: Pediatrics, 2010

 
El TDAH en adultos PDF Imprimir E-Mail
La Ritalina ya no sería sólo para los niños, según sugirió un nuevo estudio.

Un equipo de psiquiatras suecos halló que los estimulantes aliviaron los síntomas en cuatro de cada cinco adultos con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), con pocos y leves efectos adversos de largo plazo.

"Los problemas del TDAH suelen prolongarse hasta la adultez, aunque parezcan distintos", dijo la doctora Susanne Bejerot, del Instituto Karolinska, en Estocolmo.

"Los adultos con TDAH son extremadamente susceptibles al estrés, los olvidos y la intranquilidad. Tienen baja autoestima e inestabilidad emocional", agregó.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) ya aprobó el uso de estimulantes, como Ritalina y Adderall, para los niños con TDAH.

Sin embargo, no todos están aprobados en adultos, debido a que existen menos estudios de efectividad y seguridad para ese grupo específico.

Ese es un vacío que hay que llenar, porque se estima que entre un 3 y un 4 por ciento de los adultos sufren TDAH, y muchos están tomando estimulantes por períodos prolongados.

El equipo de Bejerot identificó y siguió a 133 adultos con TDAH tratados con estimulantes en su clínica en Estocolmo entre el 2001 y el 2008.

En casi la mitad de los pacientes, la terapia se superponía con fármacos para la ansiedad y la depresión. La mitad sufría un nivel de discapacidad que le impedía trabajar o estudiar a tiempo completo, aunque tenía un nivel promedio de inteligencia.

Entre los seis y nueve meses, el 80 por ciento de los participantes lograron controlar los síntomas de TDAH con los estimulantes. Los efectos adversos no fueron graves e incluyeron un aumento de la frecuencia cardíaca de 10 latidos por minuto, menos apetito y sequedad bucal.

A pesar de la ayuda farmacológica, uno de cada dos adultos la suspendieron a los dos años. Los que lograron un mayor alivio de los síntomas en los primeros seis a nueve meses, en especial un aumento de la atención en el tiempo, fueron más propensos a seguir en tratamiento.

La ansiedad y la depresión encabezaron los motivos de abandono. El 15 por ciento de los pacientes responsabilizaron a la falta de resultados.

La identificación del TDAH creció en las últimas dos décadas.

De modo que, mientras que muchos de los adultos del estudio habían recibido ayuda psiquiátrica en la niñez, sólo uno tenía un diagnóstico pediátrico. Este individuo resultó ser el hijo de Bejerot.

"A comienzos de la década de 1990, pude incluirlo en un ensayo clínico en Suecia de un tratamiento con estimulantes", dijo. "Eso le permitió ir a la escuela y aprender. La terapia farmacológica marca la diferencia", opinó.

Existen opciones para los adultos con TDAH, incluido un fármaco no estimulante llamado atomoxetina (Strattera). Pero, como indicó Bejerot, los efectos adversos son más molestos que con los estimulantes. La psicoterapia y la conciencia plena también alivian los síntomas.

Para el equipo, el mejor tratamiento del TDAH debería ir más allá de los fármacos y la terapia e involucrar a un equipo de cuidadores que comprendan el trastorno y el modo de controlar los síntomas.

La clínica donde se hizo el estudio usó, por ejemplo, llamadas telefónicas y mensajes de texto para recordarles a los pacientes las citas con el médico.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, online 1 de junio del 2010.

 
Fertilización in vitro y el TDAH PDF Imprimir E-Mail
Los adultos jóvenes que fueron concebidos por fertilización in vitro (FIV) son estadounidenses con buena salud física general, aunque con tasas elevadas de ciertos problemas mentales, según un nuevo estudio.

El trabajo, publicado en Fertility and Sterility, siguió a la primera generación de niños estadounidenses concebidos por FIV. Todos nacieron entre 1981 y 1990, dentro del programa de la Escuela de Medicina Eastern Virginia donde, en 1981, nació el primer bebé de probeta de Estados Unidos.

Según el equipo del doctor Sergio Oehninger, existen "preguntas pendientes" sobre los efectos potenciales de la FIV en la salud de los niños.

Las evidencias sugieren que aún los estadios más precoces del desarrollo embrionario afectarían el riesgo que tiene una persona de sufrir varias enfermedades crónicas en su vida. Dado que esas etapas varían en los niños concebidos por FIV, eso, en teoría, modificaría los riesgos.

Además, los nacimientos por FIV suelen ser múltiples, lo que aumenta la posibilidad de tener un parto prematuro y con bajo peso, y afecta negativamente el desarrollo de esos niños.

Pero el equipo halló que los adultos jóvenes que habían sido concebidos por FIV eran en general "sanos y estaban bien adaptados".

Sin embargo, tenían altas tasas de ciertas enfermedades psicológicas, como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), depresión y atracones de alcohol.

Dos tercios de los 173 participantes entrevistados, de 18 a 26 años, dijeron que alguna vez les habían diagnosticado una enfermedad física o mental. Las más comunes eran trastornos psiquiátricos, problemas de visión, asma o alergias.

El porcentaje de participantes que dijo que alguna vez le habían diagnosticado TDAH superó el valor normal, el 27 por ciento, a diferencia de la prevalencia del 3 al 5 por ciento estimada para la población infantil de Estados Unidos.

La tasa de depresión también fue elevada, alcanzando casi el 16 por ciento, comparado con menos del 13 por ciento esperado para los menores de 25 años, explicó el equipo.

Por otro lado, los participantes que habían sido concebidos por FIV tenían menos factores de riesgo de enfermedades físicas crónicas que el joven estadounidense promedio.

Por ejemplo, eran menos propensos a fumar y tendían a hacer más ejercicio que otros adultos de su edad, según la encuesta de salud nacional realizada entre 1999 y el 2004.

Sólo el 14 por ciento del grupo fumaba, a diferencia del 39 por ciento de los adultos jóvenes de la población general. Y el 92 por ciento dijo que hacía por lo menos ejercicio de intensidad moderada, comparado con el 61 por ciento de la muestra nacional.

El equipo escribió que se necesitan estudios de seguimiento del bienestar de la población concebida por FIV. Este tipo de investigación, agregó, debería analizar las causas potenciales de todos los problemas de salud.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 17 de febrero del 2010

 
TDAH y el gen LPHN3 PDF Imprimir E-Mail
Investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud en Bethesda (Estados Unidos) han descubierto un vínculo entre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y el gen Latrophilina 3 (LPHN3). Los resultados del trabajo se publican en la edición digital de la revista 'Molecular Psychiatry'.
 
Según los investigadores, la misma variante del gen LPHN3 está también asociada con la respuesta a la medicación estimulante, lo que podría ayudar a identificar a aquellas personas que responderían de forma positiva a esta terapia y al futuro desarrollo de tratamientos farmacológicos más eficaces para el TDAH.

Los científicos, dirigidos por Maximilian Muenke y Mauricio Arcos-Burgos, realizaron un estudio de vinculación amplia de genoma de 18 familias afectadas por el TDAH en una población aislada de Colombia con el objetivo de estudiar las causas genéticas del trastorno.

Los resultados mostraron una asociación entre el TDAH y una región genómica en LPHN3. Los investigadores replicaron entonces estos resultados en muestras de cinco poblaciones de otras áreas del mundo, incluyendo Alemania, Noruega, España y otras dos de Estados Unidos.

Los estudios de imágenes cerebrales confirmaron más tarde esta conexión, mostrando que las variantes de LPHN3 se expresaban en regiones cerebrales asociadas a la atención y la actividad y que están asociadas con la respuesta a la medicación estimulante.

El vínculo entre TDAH y LPHN3 sugiere nuevos mecanismos moleculares asociados a TDAH, que podrían ayudar al desarrollo de tratamientos farmacológicos que se dirijan a nuevos genes y mecanismos neurales.

La conexión entre LPHN3 y la respuesta a la medicación estimulante podría ayudar a identificar a aquellas personas susceptibles al TDAH y a aquellos más propensos a responder de forma positiva a la medicación estimulante como tratamiento.
 
Alimentación y TDA PDF Imprimir E-Mail
Estudios revelaron que niños con trastorno de hiperactividad, déficit de atención o cuadros como los trastornos generalizados del desarrollo tienen su origen en una imposibilidad de procesar los alimentos.
 
Distracción, falta de concentración, no poder desarrollar las actividades de forma adecuada, no poder organizar las tareas cotidianas son algunos de los síntomas que un niño con problemas de atención puede presentar. Para ello consultamos al licenciado en psicología Carlos Alberto Cilento Pintos (MN 25002).

¿Cómo es que la alimentación influye en el nivel de atención de los niños?

-Las investigaciones médicas del área del neurometabolismo descubrieron que la gran mayoría de los cuadros de niños con trastorno de hiperactividad, déficit de atención y en cuadros más severos como los trastornos generalizados del desarrollo, tienen una imposibilidad de procesar los alimentos de forma adecuada, ya que en una gran mayoría, presentan una infección intestinal sistémica causada por hongos y adquieren todas las características de una enfermedad celíaca inducida, que en este caso no es de orden genético sino que se genera a través de una multicausalidad de situaciones que se presentan desde la temprana infancia.

De esta forma, ciertas proteínas no procesadas adecuadamente llegan al torrente sanguíneo, son derivadas al cerebro y son depositadas en las neuronas, alterando la dinámica eléctrica y por ende, la forma en como procesamos la información. Así, pueden alterarse los sentidos, el comportamiento y ciertas capacidades que llamamos "funciones ejecutivas", que incluyen la memoria, atención, planificación, ejecución, etc.

Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 Siguiente > Final >>

Resultados 1 - 10 de 38
Visionari Software